sábado, octubre 29, 2005

el camión de RANN+

Yo también tengo un camión.
Hace un par de meses me compré este Duravit que encontré en un negocio. Ya no se fabrican mas, y eso le da un valor agregado.
Lo compré con la idea de ponerlo a la venta en un sitio de remates, pero aún no lo hago.
Un día de estos rompo el plástico y me paso toda la tarde jugando.


jueves, octubre 27, 2005

el camión de Hugo

Cuando era chico jugaba con los camiones de juguete en el patio de la casa de Hugo.
En ese mismo patio guardaban los tres camiones 11-14 de su abuelo.
Hugo hacía viajes con camiones de juguete cargados con vacas de un rincón a otro del patio. Las vacas eran representadas por piedras de diferentes tamaños. El mejor camión de juguete que recuerdo era un Duravit Scania 111 con un semi; en una época donde comenzaban a verse los 112 en la ruta.
... ...

El domingo pasado, muchos años después viajé con él en su camión Mercedes modelo 2005 con una jaula de dos pisos. Fue un viaje de unos 120 Kilómetros con lluvia constante. ¡Que bueno!

No sé por qué, pero cuando jugaba con él en el patio, el juego se parecía mucho a la realidad. Y ahora, cuando en la realidad viajaba con él, mi sensación era muy similar a la de la época de los juegos.

Aclaración

El fin de semana le regalé a S.G. el original de este dibujo (que está sin texto) y le agregué unas líneas para la ocasión.

Aquí está el dibujo, luego de pasar por la computadora, con los textos y tonos definitivos.

S.G., como se puede ver la radio no funciona, entonces la llamada que el policía intenta realizar en tu dibujo no prosperará... tranquilidad... o no, no sé.


pesadumbre

Jueves por la mañana. Casi las 1000.
Tengo tres facturas con dulce de leche, un café y muchas ganas de no hacer nada.
No debería haber venido. Mi cama invitaba a seguir durmiendo hasta el mediodía.
Pero después me entra el cargo de conciencia y es peor.
...
Tengo ganas que sea fin de semana. Un fin de semana tranquilo, de películas, dormir, ver poca gente, escribir un par de cartas que siento que estoy debiendo y no mucho más.

Pero todavía tengo que esperar que pase el viernes.

miércoles, octubre 26, 2005

Lluvia de Domingo


Domingo. Voté temprano y dejé el hotel.
Bovril es un pueblo chico de Entre Ríos.
La lluvia me lo hacía ver más triste que de costumbre.
Caminé por las calles y tomé varias fotografías.

La plaza, la iglesia, la lluvia, un charco y una mujer que se aproxima.

Triste imagen del pueblo donde cada tanto tengo que vuelver a votar. Nunca hice el cambio de domicilio.


Invierno - Primavera



Un día típico de invierno y uno de primavera.
Así se ve la calle cuando salgo para trabajar.



martes, octubre 25, 2005

Segunda Persona

Como soy una personaje muy reconocido y respetado en mi medio, siempre anduve con el temor que alguien me reconozca haciendo cosas que van por fuera de la línea de mi persona. Para poder operar tranquilo construí un personaje, al que llamo Tony, que es mas desinhibido que mi Yo corriente.

Para ello recurro a un sencillo, pero eficiente, disfraz que consta de una gorra de baseball celeste, grandes anteojos negros, un escarbadientes en la boca, una falsa barba candado, y un viejo saco color gris rata que conseguí en una compraventa a muy buen precio y que me queda bastante grande. Este personaje, que sale generalmente por las noches y deambula por la ciudad, tiene mucho de mi Ello. Entonces, bajo su apariencia puedo concurrir a lugares y hacer cosas que de otra forma no haría. Es por eso que desde Tony existe, concurro asiduamente a cabarets, riñas de gallo, voy a visitar María que está en la cárcel, puedo adquirir literatura corrosiva, emborracharme en bares de mala reputación y tomarme a golpes con los parroquianos, puedo comprar mis drogas, corretear travestis en la avenida, alquilar películas pornográficas y hasta ir a misa.

Por ahora a Tony solo le encuentro ventajas.

Breve Charla:

Domingo a la tarde. Estaba en la terminal de Paraná esperando por el bus que me llevaría de regreso a Concepción. Viene un perro de color marrón claro y le saco una fotografía. Se sienta y me pongo a preguntarle algunas cosas. En eso se acerca el policía que estaba haciendo guardia y me dice:

Policía -Se llama Jazmín, es el perro de la terminal.
Yo: -Haaa.

...Silencio.... Ruido a lluvia torrencial...

Policía -Le encantan las galletitas dulces.
Yo: -Que bien!

... ... Silencio ... ... Silencio incómodo para él. Opta por seguir con su recorrido.

¿Qué le hizo pensar que yo iba a preferir hablar con un policía antes que con un perro?
Después abrí las Melba y Jazmín no comió la que le di. Es más, dudo que se haya llamado Jazmín.

viernes, octubre 21, 2005

Acero

Me gusta el acero de construcción. Me gustan los hierros nervados y los perfiles doble T.

Esta foto es de una obra a la que entré hace algún tiempo atrás. Saqué varias, pero esta fue la mejor. El resto... olvidable.

Ventajas de las cámaras digitales... muchas, muchísimas tomas al mismo costo.

Efectos Especiales


Antes de ayer estuve tocando la configuración de mi departamento. En uno de los menús activé una opción que decía: activar efectos especiales. En un principio no noté nada diferente a lo que había antes, entonces lo dejé así. Mas tarde salí por unas horas y volví entrada la noche; me acosté y me dormí. A la mañana siguiente, cuando desperté y fui al baño, me encontré con una sorpresa. Ahí estaba, sentada en la ducha, una japonesa desnuda con una guitarra eléctrica tocando melodías de Pink Floyd. La saludé con un gesto, pero pareció no darse cuenta de mi presencia. Comencé a cepillarme los dientes y de reojo la miraba: estaba concentrada en su música, ella miraba sus manos al extraer los increíbles sonidos de la guitarra y luego volvía a cerrar sus ojos para sentir su música.
Le hice una seña de despedida cuando me iba; ella solo me miró por unos segundos y luego volvió a cerrar los ojos para sentir su melodía.
Al mediodía volví y seguía allí, desnuda en la duca y tocando su guitarra. A la tarde estuve todo el tiempo en el departamento haciendo varios trabajos en la computadora. Ella nunca pareció notar mi presencia. A la noche necesitaba ir al baño, tenía que bañarme y su presencia me incomodaba, entonces decidí desactivar los efectos especiales por un rato. Pude ocupar entonces el baño con tranquilidad. Mas tarde comencé a extrañar su música y nuevamente activé los efectos, pero nada ocurrió. Era tarde y ya tenía que dormir. Dejé los efectos especiales activados.
Al otro día, cuando desperté escuché ruido que provenía del baño. Hacia allí me dirigí, y encontré al gordo que cantaba Clericó con Cola haciendo sus pasos babosos y repitiendo continuamente la letra de esa canción del demonio. No tardé en desactivar nuevamente los efectos especiales para que la tranquilidad vuelva a mi hogar. Después de desayunar llamé al encargado del edificio para que desinstale definitivamente esa opción de mi departamento.

jueves, octubre 20, 2005

Fugaz

En junio de este año hice mi viaje más corto a Buenos Aires. Llegué a las 4 de la tarde y a las 8 de la noche estaba sentado en el bus que salía de Retiro.
El tiempo lo utilicé para estar algo más de dos horas en una muestra en la Rural, después tomé un subte hasta Corrientes y 9 de Julio, comí algo en el Krusty Burger, tomé otro subte hasta retiro y esperé por el próximo bus de regreso.

Lo mejor del viaje, esta foto en la estación Plaza Italia.

miércoles, octubre 19, 2005

Valentina duerme

y yo aprovecho para hacerle varias tomas en macro

Surfing CdelU

- Tomo mi tabla y me interno en las agitadas calles de Concepción del Uruguay. Cuando nadie lo espera, me subo sobre ella y con gran habilidad comienzo a surfear sobre las cabezas de quienes caminan por la peatonal. Los más jóvenes se sorprenden, miran con cierta incredulidad y me alientan a mantener el equilibrio; los mayores en cambio, se sienten ofendidos, me insultan y me recuerdan que los derechos de uno terminan donde comienzan los de los demás. Yo me alejo sobre mi tabla que se desliza suavemente, y a estos últimos les muestro los dedos mayores de ambas manos. Una vez lejos, pierdo la inercia y me zambullo en mis pensamientos; después, con la tabla bajo el brazo, vuelvo a la rutina. -

martes, octubre 18, 2005

Fábulas con moraleja

Cena familiar

La familia de gatitos está alrededor de la mesa esperando por la cena. Mamá Gata trae un fillet de pescado fresco y comienza a servir a Papá Gato y sus tres gatitos.
Agradecen al cielo de los gatos por tan delicioso manjar y comienzan a comer.
Pero el Gatito menor en vez de comer, mira el pescado y pregunta:

Gatito: -¿Donde viven los pescados?
Papá Gato: -En el agua de los ríos y los mares.

El gatito mira su porción de pescado, está por comenzar a comer pero vuelve a preguntar.

Gatito: -¿Y cómo los sacan del agua?
Papá Gato: -Con redes para atraparlos. Comé.
Gatito: -¿Y quién los atrapa?
Mamá Gata: -Los pescadores.
Gatito: -¿Y ellos se meten al agua?
Papá Gato: -Ahora comé, después te cuento como es.
Gatito: -Porque si ellos se meten al agua, cuando hace frío se van a enfermar.
Mamá Gata: -Van en botes y tiran las redes.
Gatito: -¿Y cómo sacan los pescados?
Mamá Gata: Después de unas horas van en el bote al mismo lugar y recogen las redes.
Gatito: -¿Y cómo las encuentran en el agua?
Mamá Gata: Porque tienen unas cositas que flotan, para que puedan encontrarlas.
Gatito: Pero si las redes flotan, no pueden atrapar los peces.

En ese momento Papá Gato se levanta, agarra al Gatito del cuello y le clava su cuchillo atravesándole la yugular. El Gatito cae al piso y muere bañado en su propia sangre.
Todos miran asombrados a Papá Gato, que solo comenta: -¡Ya me tenía podrido!

Se reparten entre los cuatro la porción que el Gatito no toco, y siguen comiendo.

Mamá, después de lavar los platos, limpió toda la sangre y tiró al Gatito a la basura.

Moraleja: comé y callate.





Caprichos

La ardillita Adriana acompaña a su mamá a comprar nueces. Entran al negocio del bosque que es atendido por un viejo Mapache.
La ardillita le dice a su mamá:
Adriana: -Mami comprame algo.
Mamá: -No Adriana, ya te dije antes de bajar del árbol que no me pidas que te compre nada.
Adriana: -Dale mami, algo chiquito.
Mamá: -Ya te dije que no. No insistas.

Mamá le pide al Mapache cuatro nueces frescas. El Mapache busca una bolsita de papel. Adriana toma de un estante una caja.

Mamá: -Adriana, dejá eso en su lugar.
Adriana, enojada, deja la caja en el estante.
Mapache: -No es nada señora.

El Mapache y Mamá seleccionan las cuatro nueces de un cajón.

Adriana: -Mami, comprame algo.
Mamá: -¡Adriana, ya te dije que no!

Adriana deja caer un frasco de miel y éste estalla desparramando su contenido sobre el piso de madera.

Mamá: -Mirá lo que hiciste ahora. Vergüenza debería darte.
Mapache: -No hay problema, señora, yo ahora limpio.
Mamá: -Pedile perdón al señor.
Adriana: -No quiero.
Mamá: -Adriana, no me hagas pasar un papelón y pedí perdón.
Adriana: -No quiero.

Mamá la agarra de la oreja y la samarrea mientras le dice: -¡Esta es la última vez que te traigo, carajo!

Adriana se tira al piso y comienza a llorar a los gritos.

En ese momento se escucha un estruendo y el piso se abre. De él sale un resplandor rojo y calor. Un segundo después, del agujero sale el Diablo. Agarra a Adriana de la mano y se la lleva.

El piso se cierra.

Mapache le cobra a Mamá Ardilla las cuatro nueces y el frasco de miel que Adriana rompió.


Moraleja: a los niños caprichosos se los lleva el Diablo.

Ilusión matinal


Hoy a la mañana mientras caminaba encontré esta situación: un camión que distribuye la carne para los supermercados estaba bajando medias reces. Dos perritos miraban ese camión como si fuera el paraíso

Creo comprender lo que sentían los perros en ese momento.


lunes, octubre 17, 2005

Río

Es mediados de Octubre. El Río está creciendo y la Primavera le dió color verde a los árboles nuevamente.
El agua tiene un tono rojizo.

Defensa Sur

Mientras esperábamos hice algunas tomas del Faro y la Defensa Sur.

La Defensa Sur de Concepción del Uruguay es básicamente una muralla de arena compactada que servirá para que muchas cuadras de la cuidad no se inunden cuando haya crecientes en el Río Uruguay.

Además se está construyendo una confitería que tiene un Faro que sirve de mirador.


































La muralla de Arena vista desde el balcón del Faro.















El Faro desde abajo. Las otras fotos están tomadas desde la parte superior de la torre.















Protección de Hormigón sobre el brazo del Río.

El Sr Gobernador


Hoy es un día "Peronista". El sol brilla y los peronistas recuerdan el "día de la lealtad".
Una noche, mientras cenábamos, Chango me dijo: Si uno tiene el pueblo trabajador de su lado, con hacer unas cuantas llamadas por teléfono llena la Plaza de Mayo. Eso fue el 17 de Octubre. ¿De que lealtad me hablan?

Hoy estuve en la Defensa Sur de Concepción del Uruguay, y nos dijeron que el Gobernador iba a pasar para ver el avance de la obra.
Entonces esperamos hasta que apareciera el Sr Jorge Pedro Busti.

Llegaron antes un montón de autos de gente que acompañaba al gobernador, y luego llegó él en una camioneta de la empresa que está construyendo la Defensa Sur.

El gobernador pasó rápidamente (yo tenía una mano en la cámara fotográfica y otra sobre la billetera, por las dudas), miró, saludó dándole la mano a uno de los trabajadores mientras los flash de las cámaras fotográficas de los medios los iluminaban, y luego siguió camino.

Es época de elecciones.

viernes, octubre 14, 2005

Cartel en el Pelotero

Esto está colgado en el pelotero donde fue el cumpleaños... ¿? No entendí el por qué.
Quizás es solo para prohibir algo. No sé.

Cumpleaños

Hoy 14 de Octubre fue el cumpleaños de mi sobrina Valentina. Hoy estuve dos horas en un pelotero y todavía intento recuperarme.

Dos fotos del evento.
















Valentina (vestida de rosado, en el medio) está por apagar la velita que tiene el número 7

jueves, octubre 13, 2005

Lluvia y Sol

Ahora llueve en Concepción del Uruguay. Son las 1500 hs.


en la calle la tarde se ve así:














Pero si miro hacia arriba, el sol intenta filtrarse por las nubes.
















miércoles, octubre 12, 2005

Crisis de los 30

Ahora estoy atravesando mi crisis de los treinta. Es una época difícil. El Wall Street de mi espíritu hizo el Crack a fines de los 29 y ahora estoy viendo como salir. Mis opciones son una especie de New Deal al estilo Roosvelt, o hacer algo mas autóctono y familiar: comenzar con mi propia Década Infame. En ambos casos la cuestión viene complicada: por el lado de Roosvelt para reponerse de la crisis mucho tiene que ver la guerra mas grande que haya conocido la historia, campos de exterminio, bombardeos masivos contra ciudades, las dos bombas atómicas y un saldo final de cincuenta millones de muertos. Pero por el lado autóctono a lo lejos puede verse un 17 de octubre, los bombos en la Plaza de Mayo y todo lo que vino después. Creo que el New Deal es la mejor opción.

martes, octubre 11, 2005

nuevo Auto!



Este es el último auto para Trajax que dibujé. Lo llamé (previo pedir permiso para utilizar el nombre) GRIXIS

domingo, octubre 09, 2005

Historia entre dos Esquinas

Intentaron asaltarme: caminaba a medianoche por la calle Urquiza, y llegando a la esquina con Juan Manuel de Rosas (esquina complicada), me abordaron dos pibes de unos 20 años. Uno de ellos me apuntó con un viejo revolver y me dijo:
-Danos la plata.
-No tengo plata.
-Entonces danos el reloj.
-Lo siento, no uso reloj.
Insistieron de todos modos. -Bueno, danos lo que tengas!
-Tengo miedo.
-Venga!
En ese momento se atemorizaron y se fueron corriendo por Juan Manuel de Rosas hacia la esquina con Divisa Punzó. (otra esquina complicada)

sábado, octubre 08, 2005

Cortitos

Muchas veces no tengo el tiempo que quisiera: desearía tener cuarenta y cinco años, pero me faltan quince. Es mucho tiempo. Esta es una sabia deducción del idealista Igor Sorfagopulos, de conocida ascendencia Francesa. El apellido es solo para uso artístico y el nombre es ruso.
* * *
Escucho vieja cinta de Aldo Monjes y me veo reflejado en color azul ultramar. Las paredes transpiran gelatinosos líquidos verdes. Vieja cinta corroe cabeza, confunde pensamientos, expande pupilas, seca garganta, traspiran manos, vuelven pesadillas, revolver cargado, estruendo terrible, sangre en la frente, cadáver amado, sepultura improvisada, miedo por mi, miedo de mi.
* * *

Si llueve no salgo, si hay sol trato de estar aunque sea solo un rato arrodillado en aquel rincón. Si hay niebla duermo mansamente, si es de noche miro por la ventana. Si hay viento del Norte salen las víboras y hay que andar con cuidado. Yo salgo a matarlas, pero solo si es viernes santo.

* * *

No he hecho mas que esperar minuto tras minuto mirando las agujas del reloj. Han sido mas de cuatro años, y esta obsesión ha hecho que la espera se parezca a la eternidad. Ahora entiendo que la eternidad no es tal si uno no tiene un reloj para controlarla.En el cielo no se consiguen relojes de ningún tipo, y menos los de origen chino. En el cielo nada es cíclico.

* * *

Una tarde me levanté y salí a caminar por el puerto. Había un barco lleno de inmigrantes marroquíes que estaban siendo deportados a la Isla Cambacuá. Desde la cubierta uno de ellos me juró que era Perón y que ese viejo barco no era mas que una cañonera Paraguaya. A veces me escribo con este Perón, me dice que conoció una mujer muy interesante en Panamá. A mi me da miedo.

* * *

Nuevamente salió ileso de un accidente. Es el cuarto en lo que va del año y en ninguno de ellos tuvo un solo rasguño. Su madre dice que es por una bondad Divina, y en eso estoy totalmente de acuerdo. Lo que no llego a entender es si esta bondad Divina tiene que ver con que salga ileso, o con que le ocurran los accidentes. Seguramente con ambas, porque nada es negro o blanco, incluso en los estratos en los que habita Dios.

* * *

Otra vez se ha juntado la basura en la cocina de la casa. Yo no he limpiado y los otros tampoco. Ya se está haciendo de noche y comienzan a salir los roedores para investigar y alimentarse de la podredumbre. Los roedores en nuestra casa son cinco carpinchos.

* * * * *

viernes, octubre 07, 2005

Bananitas Dolca

Le escribo a Griselda un mail donde adjunto esta foto de Valentina, del día de la Navidad 2004, donde ella come una bananita Dolca.

Debajo de la foto, para decir algo, escribo:
Valentina indagando sobre la naturaleza del relleno de su Bananita Dolca. A falta de certezas, le relaté algunas teorías y un par de hipótesis.

Días después, Griselda en su mail me pregunta entre otras cosas: ¿Qué tienen las Bananitas Dolca?

Ese fue el origen de este relato...



Bananitas Dolca
Esto es lo que pienso y, aunque no estoy del todo seguro, creo que se acerca bastante a la realidad. La historia es así: existe un gran complot internacional para que esto nunca llegue a hacerse público.El relleno de estas porquerías está hecho a base de desechos industriales tóxicos, diluidos en un líquido sintético que se utiliza para limpiar los reactores de los submarinos nucleares. Una vez mezclados dan por resultado un sólido radiactivo bastante blando y que tiene el característico color amarillo fluorescente. Se le agregan azúcar y esencia artificial de banana para darle un poco de sabor. La cobertura de chocolate es para hacer contraste de sabor con el gusto del relleno. Es por la radiación del relleno que las bananitas no vienen envueltas en papel normal. Deben envolverlas con un papel metálico para evitar que los quiosqueros terminen sus días víctimas de terribles cánceres. Los desechos que se utilizan para el relleno fueron un problema durante mucho tiempo, porque son muy difíciles de reciclar por los métodos científicos conocidos. Además las sumas de dinero necesarias para reciclar los residuos resultan excesivamente elevadas, y son mayores aún que las ganancias que estos residuos han dado durante su vida útil.Si los entierran permanecen activos por miles de años y se transforman focos de contaminación ambiental. El problema no se soluciona enterrándolos. No se sabía que hacer, pero fue hasta que un médico pediatra hizo un descubrimiento brillante: No hay mejor forma de reciclarlos que utilizando el organismo de los niños. La digestión de un niño es tan sana, que resulta ser un eficaz filtro para estos residuos.


¿No te has preguntado por que en Estados Unidos no se encuentran Bananitas Dolca a la venta? Es porque el FBI las prohibió y un alto funcionario de la CIA aconsejó a los industriales que las sigan vendiendo, pero en un lugar muy extraño y lejano llamado Argentina. Creo que los enviaron aquí porque, como somos la república bananera por excelencia, creyeron tener asegurado un éxito comercial que nunca llego a hacerse realidad.

Otra es la historia de las Bananitas Dolca Heladas y el por qué no están envueltas en papel metálico. Pero esto es mas fácil de explicar, porque como todos sabemos los refrigeradores no dejan pasar la radiación. En los años 50, Estados Unidos vivía con el miedo latente a una guerra nuclear con los soviéticos. No todos podían construir un refugio atómico en el sótano de su casa, entonces comenzaron a vender (en forma de refrigeradores) los refugios individuales. Para camuflarlos les pusieron un motor y un sistema que enfriaba los alimentos. En caso de guerra atómica, el padre de la familia se encerraba en el refugio individual para soportar las explosiones termonucleares, mientras tanto su mujer, sus hijos y la mascota se evaporaban en el exterior. Terminado el ataque nuclear, el padre saldría a combatir la invasión roja ayudado por sus sentimientos patriotas y por el recuerdo y honor de su familia. La guerra nunca llegó a hacerse realidad, y los refugios siguieron vendiéndose en cantidades industriales. La gente olvidó su primer uso y ahora solo lo utilizan para enfriar alimentos. Al poner una Bananita Dolca en un refrigerador, la radiación no sale de este, y el quiosquero está protegido.

Es todo parte de una gran conspiración y en el fondo creo que está bien que así sea. Si no se reciclan estas cosas utilizando a los niños: ¿Como demonios hacerlo entonces? Es por este motivo que le compro Bananitas Dolca a mi sobrina.

Un universo.


Me senté en el césped del parque y tomé un papel que estaba tirado en el piso. Era un pequeño pedazo papel blanco, un poco arrugado, que tenía una mancha circular de color negro en el centro. La miré, y comencé a concentrarme en esa mancha circular; luego de unos segundos pude darme cuenta que esa mancha estaba formada mas de ciento cincuenta millones de puntos de diferentes tamaños, separados unos de otros por espacios infinitésimos. Podía ver la totalidad y a la vez cada uno de los puntos. Podía comprenderlos uno por uno, pero sin dejar de entender el todo. Había puntos pequeños y otros de mayor tamaño, todos de color negro. Miré asombrado ese mínimo universo y pude comprender algo mas. Contrariamente a mi primera impresión, los puntos eran todos del mismo tamaño; lo que variaba era la distancia que había desde cada uno de ellos hasta mi. La diferencia en los tamaños que había notado al principio era solo una cuestión de perspectiva: había algunos que estaban mas lejanos y otros muy cerca. El papel tenía profundidad y los puntos eran esferas negras sutilmente transparentes, todas de igual tamaño y dispersas en ese espacio. Seguí observando asombrado, y entendí algo mas: las esferas se movían, aunque casi imperceptiblemente. Muy lentamente, cada una seguía un camino trazado y por el orden cósmico de ese sistema, nunca llegaban a colisionar una con otra. Existía la cuarta dimensión: existía el movimiento, entonces existía el tiempo en ese papel. Lo seguí mirando abstraído por unos minutos; pero luego volví a recordar a Celeste y sus palabras. Rompí el papel con su universo, y me fui de ese lugar.

jueves, octubre 06, 2005

trasnoche















Norberto intenta ganar el partido... no lo lograría.

Valentina















Valentina es mi sobrina de seis años. Ella hizo esta toma de su habitación.