miércoles, noviembre 30, 2005

Noviembre 2005

Se termina el undécimo mes del 2005. Un mes que para mi fue el mejor del año. Un mes con altos y bajos como todos los demás, pero donde los altos fueron mejores de lo que esperaba, y que de este modo sube un poco el bajo promedio anual.

Un mes donde el día 10 fue unos de esos días que lo marcan a uno. Ese día tuve una de esas actitudes que me hacen sentir libre y que, aunque en ese momento no lo noté, Ely me lo marcaría en un mail algunos días más tarde. Fue uno de esos días donde los argumentos No Quiero y No Tengo Ganas fueron suficientes para tener que irme sin dar ningún tipo de explicaciones.

Conocí gente nueva y estoy trabajando en algo con ellos, me gusta ese trabajo que se va a terminar a mediados de Diciembre.

Fue un mes donde me pasó algo que no esperaba, algo bueno y no se lo comenté a nadie.

Se va Noviembre 2005 con sus días de calor y humedad que anuncian que se acerca el verano.

Pero se va por la puerta grande: con un día fresco y con una hermosa tarde lluviosa de trabajo distendido, con una taza de café y dibujando con pasteles y cabonillas varias ideas.

Hermosos

Lindos perros.
Los ví en una Estación de Servicio en Río Tercero (Córdoba) mientras repostábamos combustible para el regreso.

Ellos miran en direcciones diferentes... ¿Por qué será?

Aeropuerto

Me gustan los aviones. Mucho. Demasiado.
Y hoy una charla me llevó a recordar un aeropuerto: el Princess Juliana (SXM / TNCM) en la isla de St. Maarten en el Caribe.

En la cabecera del aeropuerto hay una playa, donde los aviones la sobrevuelan en su aproximación final a pocos segundos de tocar pista. Pasan a pocos metros de altura y no son aviones chicos. En las fotos hay Boeing 747 400
que son los aviones de línea más grandes que hay en servicio hoy en día, hasta que comiencen a operar los Airbus A 380.

Tengo que irme a este lugar a pasar unas vacaciones. Si me queda tiempo, quizás me aventure a bañarme en el mar caribe.

Todas las fotos son de
Airliners.net










Negocios

Desconozco Doctor, aquí no hay nada de eso. Pero cómo ¿Usted no es Doctor? Disculpe, no lo sabía. Aquí en el barrio cuando se refieren a Usted lo tratan de Doctor. ¿Quiénes? Bueno, usted sabe… la gente del barrio habla, comenta. Hace unos días nomás, cuando usted vino a hablarnos sobre la importancia de votar al partido en las próximas elecciones, la gente decía “el Doctor se interesa mucho por nuestro bienestar”. Todos comentan, algunos a favor y otros no tanto. Nooo!!, no crea que están en su contra, no son muchos, pero hay gente del barrio que no está de acuerdo con sus ideas. No, no me pida nombres, por favor, usted sabe cuales son los códigos del barrio. Yo no puedo hablar mucho. Ya me han dicho varias veces que no lo acompañe en sus recorridas, pero a mi me parece que usted es una buena persona y quiero trabajar para el partido. Son muchos los que me han advertido que no me junte con usted porque, según dicen ellos, claro, usted y los que lo acompañan a veces, son personas peligrosas. Los del barrio están llenos de temores para con los que vienen de afuera y se muestran interesados con los problemas de la gente. Ya han pasado muchas elecciones y nada ha cambiado a pesar de muchas, miles de promesas.
Bueno, algo así me dijeron, no recuerdo bien. Que ustedes son peligrosos porque ya se habían cargado a varios punteros que los habían tratado de engañar o que habían tratado de sacar ganancias propias a costa de ustedes. Usted sabe, son cosas que se dicen y que se comentan. Yo no les hago caso y por eso estoy aquí con usted hablando. Pero mire cómo se esconden y nos observan desde las ventanas entreabiertas de las casillas. A mi, después que usted se va, me dicen muchas cosas porque me junto a hablar y lo acompaño en su recorrida. No me mire así, es cierto. La gente del barrio es temerosa y no le gustan los que vienen de afuera en autos importados y vestidos de traje. Noo!!!, por favor, no se confunda Doctor. Sí, ya sé, usted ya me aclaró que no es Doctor. Pero le decía que no se confunda, no soy yo el que dice esas cosas, son los vecinos del barrio que se creen todo lo que le dice… lo que le dicen los otros. No, no puedo dar nombres, ya le dije, son cosas sin importancia.
Entiendo eso que me explica, es verdad que usted necesita que la gente del barrio confíe en usted, pero yo en eso no puedo ayudar en más de lo que hago.
No, no trate de comprarme, no puedo dar nombres. Se vengarían después y yo saldría perdiendo. No se enoje conmigo, yo solo le comento lo que la gente dice. Nada más.


Me acompañó hasta el auto y me fui de ese barrio inmundo. Sólo hice una llamada por teléfono y dos días después nadie más supo algo de él.

Nublado

Sí, nublado y fresco. No llovió pero el día se despertó Gris!

Temprano pasé por el faro para ver cómo van y tomé algunas fotografías. Ya está casi listo.


menu

Pollo con salsa de hongos, papas fritas y una botella de agua mineral. Ese fue mi menú en uno de los viajes a Concordia, y hoy tengo ganas de comer lo mismo.

martes, noviembre 29, 2005

Poco... casi nada

No ha pasado mucho en estos últimos días. Mis repetidas quejas con respecto al calor creo que comienzan a cansar a los que me rodean.
No puedo dejar de quejarme. Ayer había un alerta meteorológico para toda el área y nada ocurrió. Hoy debía haber llovido todo el día y el aire debió estar fresco; pero no: otra vez caluroso y insoportablemente húmedo. Los que me rodean toman posiciones en este momento.
Yo aparento estar concentrado enhebrando una aguja, pero en realidad es sólo una estrategia para poder observarlos sin que ellos se den cuenta.
Hay dos que están apostados en la azotea del edificio de enfrente, el de la empresa de seguros. Un francotirador está en el campanario de la iglesia. A él parece afectarle el calor en esa posición, ya que parece algo aturdido. También quedó aturdido cuando sonaron las campanas para la misa del mediodía. Creo que vomitaba algo amarillo y pegajoso, como si fuera flema.
A mis espaldas, la veo por el reflejo en la aguja, hay una chica rubia que revisa unos papeles. Dice que está haciendo un trabajo de investigación muy importante, pero yo no le creo. En realidad está ahí para tratar de sacarme algo de información.
No pienso dar ningún dato que pueda delatar a Adriana. Ella quedó del otro lado y ahí espera por mí. Quedó del otro lado del mostrador.
Sólo pido tres y me voy. El calor de la mañana comienza a incrementarse y mi mal humor vuelve a marcar todas mis actitudes.
El viejo de boina apenas saluda. Me gustaría hacerle algo doloroso. Se me ocurren muchas formas de vengarme, todas en base a terribles e interminables torturas. Pero él no aguantaría, su corazón no sería capaz de resistir lo suficiente como para que valga la pena el esfuerzo que significa poder llevar adelante algún tipo de tortura de manera más o menos segura. No vale la pena. Si fuese unos años más joven no tendría forma de escaparse.
Puedo darme cuenta. Todos ellos me vigilan y creen que lo hacen bien. Pero no, se delatan de la forma más ingenua. El francotirador está vomitando otra vez. Alguien desde abajo del campanario le grita cosas y le hace señas, pero el tipo está demasiado descompuesto como para prestarle atención.
Un avión sobrevuela la barranca a poca altura, es un viejo 707 color plata. No tienen marcas. Da varias vueltas a poca altura y luego aterriza bajo mi escritorio. Sus pocos pasajeros descienden.
La rubia mira por la ventana y comenta algo. Habla otro idioma, no le entiendo. Creo que me habla en guaraní, seguramente su lengua natal.
Yo le digo que sí, siempre le digo que sí.

Ja!

-Mire Smithers, diseñé otro avión. Le llamo Cumbancha Volante y puede llevar doscientos pasajeros desde el aeropuerto de Nueva Cork hasta el Congo Belga en diecisiete minutos.

-¡Qué bien señor. Lindo modelo!

-¿Modelo?


sábado, noviembre 26, 2005

747

Este link está en una página que se llama Pista Libre y que se dedica a temas relacionados con la aviación comercial.
En esta página en una época se podía escuchar la torre de control del Aeroparque Metropolitano en vivo. Ahora no está disponible.

El material que me interesó es la primera trasmición en vivo desde un 747 de Aerolíneas Argentinas para Internet. Hay un tipo que va contando todos los detalles del vuelo desde el despegue hasta que están cerca de Rosario.

link al audio

Verano

Me gusta quejarme del calor. Me gusta decir que no soporto el verano.
Pero hay algo que sí me gusta de esta estación, y son las tormentas.
El año pasado fotografíe nubarrones oscuros sobre Concepción. Me gusta ver la fuerza de la naturaleza.






viernes, noviembre 25, 2005

Transporte

¡Oh Sorpresa! ¡Agustín tenía una empresa en Argentina!
Esto lo encontré en la Ruta 14, y la foto es una prueba contundenete:

Transporte Agustín, de Gualeguaychú E. Ríos.

Concordia

Hoy por la mañana viajé a Concordia por trabajo.
Concordia tienen los índices de pobreza y desocupación más altos de la Argentina. Caminamos por algunos barrios humildes haciendo trabajo de campo para recopilar datos para un proyecto. La gente siempre tienen ganas de participar cuando se la tiene en cuenta.

En la foto está Nuria y sus hijos. Les prometí que cuando vuelva les voy a llevar una ampliación de esta fotografía.

miércoles, noviembre 23, 2005

Lluvia de Noviembre

Llovió!

Sé que soy molesto con el tema. Pero hoy llovió y el clima cambió por una tarde.

Por la mañana preferí dormir hasta tarde.

Ojos Verdes

Tristes, melancólicos.

Dulces ojos verdes
que esperan y sueñan.

Brillos que enamoran.

martes, noviembre 22, 2005

**

No hay mucho para contar de estos días, el calor húmedo y mi ánimo definitivamente no se entienden.
Mis personalidades han optado por dejarme solo en las últimas semanas y no tengo la menor idea a qué se debe. No creo haberles hecho nada que hiera sus sentimientos. El departamento está despejado sin toda esta gente por ahí; se ve vacío.
Anoche caminaba y pensaba en cómo hice para gastarme el crédito mensual del teléfono en menos de dos semanas. Todavía no le encuentro una explicación, y más aún cuando sé que ninguno de mis otros yo estuvo ahí para utilizarlo. Ahora tengo que recargarlo. Hoy entró un mensaje de voz y no he podido escucharlo aún.
Estoy con algunos sentimientos encontrados respecto a lo que viene en el futuro. Siento que estoy saltando al vacío. Otra vez.

lunes, noviembre 21, 2005

11381

Lunes 21, calor... mucho calor. El calor aumenta al ritmo de mi mal humor: todavía falta exáctamente un mes para el inicio del verano. No es justo que haga más de 30 grados de temperatura. Hoy me voy a pasar el día blafesmando de la peor manera. Si me escucha algún creyente puede llegar a infartarse.
Es mi día 11381 de vida y, gracias al clima pesado, no tengo ganas de hacer nada.

De todas maneras el día podría haber comenzado peor: anoche intentaron forzar la cerradura de la puerta del estudio para entrar a robar.
El candado que pusimos de refuerzo a la seguridad de la cerradura no sirvió de mucho, ya que su resistencia no fue la suficiente y ahora es un mártir. (Según la definición de Mafalda: héroe con mala pata) Luego intentaron forzar la cerradura con una barreta y no llegaron a abrirla. Seguramente en la calle pasó algo que motivó que desistieran del intento. No faltó mucho para que terminen de romper la cerradura.
En la foto, el cerrajero está trabajando para destrabarla. Se ve en la puerta, a la altura de la cerradura, como está torcida la chapa producto del accionar de la barreta.

11381, en pocos días llego a los 11400 y espero que sea un día fresco. Sino volveré a blafesmar.


domingo, noviembre 20, 2005

Sol

Hoy hizo mucho calor. Mi alergia al sol ha resurgido gracias siete cuadras que hice caminando (primero de ida y luego de vuelta) al mediodía. Debo comprarme un sombrero para afrontar este verano.
Escucho productos ofertados y sugerencias de diseños que me quedarían bien.
Por ahora lo único que tengo es un casco de obra personalizado con cuernos vikingos. Si bien sirve para proteger mi cabeza de la “accidental” caída de ladrillos, herramientas, clavos, pedazos de madera y todo tipo de objetos contundentes en obra, poco puede hacer para protegerme del sol.

sábado, noviembre 19, 2005

Venganzas

El Sacerdote me decía:

Naturalmente, amigo mío. Todos estamos gobernados por la culpa, o mejor dicho, casi todos. La gran mayoría de nosotros tenemos miedo a cosas insólitas, y no me estoy refiriendo a monstruos, brujas o cosas similares, no señor, estoy hablando de miedos a las conductas. El “qué dirán” es realmente una tontería, pero gracias a esa tontería la sociedad se mantiene dentro de unos límites que evitan el colapso de la especie. No es común que alguien salga a matar a los demás, no, claro que no lo es; y aunque de tanto en tanto ocurra algún hecho aislado perpetrado por algún psicópata, eso no quiere decir que el resto de la gente, la normal, no piense a veces en tomar un arma y salir a matar a los demás por cosas insólitas. A mi, por ejemplo, muchas veces me pasa cuando camino por la ciudad y veo que alguien tira un papel en la calle, o alguno que conduce demasiado rápido, u otro que le habla mal a sus hijos; esas cosas me ponen mal e intento remediar las cosas. Le apunto mentalmente durante unos segundos aunque no lo esté mirando, aunque el tipo en cuestión ya esté a mis espaldas, luego escucho el estruendo de la detonación y puedo imaginar como cae desplomado al piso mientras de los pedazos de su cráneo brota la sangre a chorros. Todos lo pensamos pero no lo hacemos. ¿Acaso usted no?

Terminé de amarrarlo en la cama y le di su pastilla para dormir. No volvió a hablar. El sedante tardó en hacer su efecto. Ya era demasiado tarde y yo estaba cansado. Mientras esperaba que se durmiera, miraba en detalle las paredes acolchonadas de su habitación y pensaba: tengo que pedir el traslado antes que me internen a mi.

¿Será que él ya olvidó que en algún momento sí lo hizo?

Verdes

Había sido un domingo de mucho calor. Volvía desde Concordia en bus y una tormenta parecía estar planificándose para la noche. El aire estaba pesado. Ese domingo no parecía ser un día de Noviembre primaveral.
Todos los verdes, pensé, y tomé una fotografía mintras el bus pasaba por un puente.


No hubo tormenta, no cambió el clima. Por algunos días más todo siguió igual.


Sierras

En el mes de Julio me tomé unos días para ir a Córdoba a visitar a Griselda. Para llegar elegí el camino más largo de los que tenía disponibles. Esto fue en bus desde: Concepción del Uruguay - Buenos Aires, y luego Buenos Aires - Córdoba.
El bus que me llevó desde Buenos Aires hasta Córdoba tardó ONCE horas en llegar. Salí a las ocho y media de la mañana, y llegué casi a las ocho de la noche.
Para viajar el paisaje de la llanura Pampeana es lindo pero solo por quince minutos. Después se torna increíblemente aburrido. Escuché todos mis discos de Tori Amos en el viaje, en orden de aparición.
Cuando el sol comenzaba a ocultarse noté que lo hacía detrás del horizonte que formaban las sierras. Ya estaba llegando, después de un viaje olvidable. Las sierras estaban cerca y ese atardecer me hizo feliz. Media hora después bajaba en la terminal y allí estaba Griselda.




A la vuelta volví en avión. Mi paciencia no podía soportar otras once horas en bus.

Rampa 2

Éste es un dibujo que hice hace un par de años atrás, cuando en la facultad estábamos haciendo un trabajo sobre rampas en la ciudad. Un poco de humor negro estilo RANN+

Artistas

En el diario Clarín hicieron una encuesta sobre cuales eran los artistas nacionales que prefieren los Argentinos.
El resultado me dejó con un mal sabor de boca.



nota en Clarín.com

ARTISTA ARGENTINO MAS QUERIDO DE LA ACTUALIDAD

Ricardo Darín 15%
Otros:
2° M. Tinelli (14,4%)
3° A. Alcón (12,8%)
4° P. Echarri (11,8%)
5° G. Francella (10,2%)

ARTISTA ARGENTINA MAS QUERIDA DE LA ACTUALIDAD

Susana Giménez 23,5%
Otras:
2° N. Aleandro (16,6%)
3° N. Dupláa (14,8%)
4° Ch. Zorrilla (9%)
5° M. Legrand (8,2%)

ACTOR ARGENTINO MAS TALENTOSO DE TODOS LOS TIEMPOS

Alfredo Alcón 14,2%
Otros:
2° A. Olmedo (9,8%)
3° L. Sandrini (9,4%)
4° F. Luppi (7,9%)
5° R. Darín (4,9%)

MEJOR COMICO ARGENTINO EN ACTIVIDAD

Guillermo Francella 24,9%
Otros:
2° F. Peña (11,7%)
3° A. Gasalla (9%)
4° E. Pinti (7,2%)
5° A. Casero (6,8%)


MEJOR COMICO ARGENTINO DE TODOS LOS TIEMPOS

Alberto Olmedo 32,9%
Otros:
2° N. Marshall (10,3%)
3° G. Francella (5,4%)
4° L. Sandrini (4,6%)
5° J. C. Altavista (3,7%)


¿Tinelli es un artista? Está segundo después de Darín en el rubro ARTISTA ARGENTINO MAS QUERIDO DE LA ACTUALIDAD.

¿Susana Gimenez? ¿Guillermo Franchella mejor cómico actual?

¿Adonde fueron a hacer la encuesta los de Clarín?

Lamentablemente creo que refleja muy bien la actualidad de la cultura Argentina. Todo lo masivo pasa por la televisión, si es masivo es bueno, si está en Telefe, mejor.

Eclipse

(Waters) 2:04

All that you touch
All that you see
All that you taste
All you feel.
All that you love
All that you hate
All you distrust
All you save.
All that you give
All that you deal
All that you buy,
beg, borrow or steal.
All you create
All you destroy
All that you do
All that you say.
All that you eat
And everyone you meet
All that you slight
And everyone you fight.
All that is now
All that is gone
All that's to come
and everything under the sun is in tune
but the sun is eclipsed by the moon.

"There is no dark side of the moon really. Matter of fact it's all dark."


Transcribo la letra de la canción Eclipse de Pink Floyd (del disco The Dark Side of the Moon) sólo porque el eclipse terminó. Mi eclipse ya finalizó.

Palabras

¿Por qué será que siempre pienso que (en mi caso) las metáforas son un síntoma de cobardía?

viernes, noviembre 18, 2005

Dislexia

Hace unos días encontré una lista de items que se encuentran en una persona disléxica. Al comenzar la lista dice lo siguiente.

"La mayoría de las personas con el estilo disléxico de aprender presentarán 10 de los comportamientos de la siguiente lista, estas características pueden variar de día a día o de minuto a minuto. Lo más consistente sobre la dislexia es su inconsistencia."

La lista tiene 38 ítems, y yo presento 21 de estos comportamientos.

La base está

Hace unos días atrás comenzó a construirse la "farmacia" Tardó bastante en salir, pero ya está en marcha.
Me gustó como quedó esta foto de una base recién llenada. ¡¡¡Como me gusta el hormigón!!!


Snow time!

Hoy fue la primera nevada en Burlington, Vermont, EE.UU. No fue mucho, pero ya cayó la primera nevada de este invierno.
¿Qué tiene que ver esto en mi blog? Simple: Burlington es una ciudad de Vermont que me gusta mucho y casi a diario miro la foto del clima. Es la ciudad de Estados Unidos con mejor calidad de vida.
En los próximos meses voy a subir otras imágenes del invierno en Burlington. El lago que está en el fondo (el Champlain) en algunos inviernos ha llegado a congelarse completamente en su superficie.

Color

Hoy pude darme cuenta que el color de mi cielo ha cambiado y ya no es el que fue por un largo tiempo. Hoy me di cuenta que mi horizonte no es el mismo, que las distancias son otras y las expectativas de alcanzarlo también. Poco a poco fue cambiando, pero no fue hasta hoy que lo pude notar.

Faro

Hoy a la tarde pasé por el faro en construcción que se está haciendo en la Defensa Sur de Concepción del Uruguay. Ya falta poco para terminarlo.

Estas son imágenes actualizadas.




jueves, noviembre 17, 2005

Explicación

Abro el diccionario en cualquier página y leo la palabra donde se detienen mis ojos.

Calor.

Hay una definición, pero no la leo. Ya lo sabía de antes. Todo fue culpa del calor que hizo ayer a la tarde.

Un perro me ladraba detrás de una reja. No me lo esperaba y logró asustarme. Perro idiota, pensé con ganas de hacerle alguna maldad. Seguí caminando.
La reja estaba abierta y el perro salió enfurecido.
Dejó de ladrar y se durmió a mis pies.

Con mi pie izquierdo lo pisé como si fuera un insecto y lo reventé. Salió un jugo blanco y viscoso.
Me confundió la escena. Probé el jugo y no era de cucaracha, éste era diferente.

La vieja, que es la dueña del perro, vio como había matado al animal y salió a la calle gritándome un montón de cosas que no se llegaban a entender. Estaba a medio vestir y tenía una escoba en la mano.

A ella la aplasté con el pie derecho. El gusto del líquido anaranjado que le salió de la cabeza era igual al de las cucarachas.


Es verdad, fue culpa del calor. Cierro el diccionario.

Valle de los sueños

Hace tiempo atrás caminaba por el valle. Era poco después del mediodía y hacía mucho calor. Un señor, con cara de turista extranjero me llama.

No tenía ganas de parar a auxiliar al forastero; el sol y el calor me tenían de mal humor.

De todos modos crucé la cañada y llegué hasta donde estaba el turista.

-Hello, Are you a cowboy?


Yo no entiendo inglés, pero de todos modos le contesto.
-No señor, yo solo estoy pasando por este lugar.

-Ohhh. And... Do you live near here?
-No, este es mi sueño de martes. No vivo por aquí. Yo tengo que cruzar aquella cadena montañosa para llegar al otro valle y despertar en el manantial.

-Mmm… Are you saying me I´m a Tourist in your dreams?
-Este es mi sueño y como puede ver el lugar es bastante pintoresco. Si a usted le gustan los paisajes de mis sueños, tranquilamente puede venir a pasear por ellos.

-Oh, that´s great! Thank you very much!
-De nada, sólo voy a pedirle que sea un poco mas discreto para vestirse. Para viajar por aquí no es necesario tener que usar esa camisa floreada, ni ese sombrero, ni esas sandalias franciscanas con medias de toalla naranjas. (recordé que tenía que comprar naranjas para la travesía)

-Really, But it´s not my problem because this is your dream. You created all things in this place.
-Tiene usted toda la razón. Mire como lo cambio a ropa normal. ¿Ve? Esa remera clara y esas bermudas le sientan mejor. Y si me disculpa, tengo que seguir caminando. Me queda mucho por recorrer hasta el pie de la cadena montañosa que se ve allá lejos. Por suerte su hija me va a acompañar.

-Ok! Good luck!
-Gracias y suerte a usted también.

La morocha caminó conmigo por unos cuatro kilómetros, no hablamos mucho. Nunca llegué a la cadena montañosa.

miércoles, noviembre 16, 2005

Destino

Hablan dos ancianos en un banco de Parque Lezama.

- No sé, yo creo que el destino ya esta marcado para todos.
- Pero no hombre! ¿Cómo puede ser usted tan ingenuo?
- Es una forma de pensar. Todos tenemos delineado el camino de nuestras vidas y nosotros tomamos pequeñas decisiones secundarias. No tenemos la posibilidad de cambiar las cosas. Todo está escrito.
- ¿Donde está escrito?
- Mi vida, por ejemplo, está aquí, en este viejo boleto de colectivo que saqué en el año 55 poco después de la Revolución Libertadora. En él está todo lo que me había pasado hasta ese momento y todo lo que vino después.
- Usted está delirando amigo.
- No, aquí dice todo. Claro que está escrito con una tipografía muy pequeña, sino no entraría todo lo que me ha ocurrido en la vida. ¡Mire!
- Por favor!!!
- Tome, lea, aquí está cada suceso importante de mi vida.
- Bueno, a ver, déme.

Toma el viejo boleto de colectivo y lo rompe en pedazos. El otro anciano, al ver eso, tiene un paro cardíaco fulminante.

Etiquetas

Cuando me invitan a cenar a lugares importantes, siempre tengo el problema de que vestir para estar acorde con la situación. Es sabido que no me gusta vestir con ropa de etiqueta, entonces opto por lo que yo llamo "Look Casual". (Casualmente iba para otro lado, pero por esos vaivenes del destino he caído a cenar aquí). En realidad ese Look Casual no es otra cosa que la misma forma en la que estoy vestido el resto del día sin importar la situación: puedo ir a un bautismo, presenciar la jura de la bandera, asistir a un velorio, tomar un colectivo o a hacer un trámite bancario. No importa, yo siempre visto igual, y a nadie parece importarle tampoco.

Pero es los restaurantes caros en los únicos lugares donde ponen extrema atención a la forma en que visto. Generalmente cuando llego noto que a los encargados del restaurante no les gusta como visto. No le doy importancia y voy hasta la mesa donde ya están los otros comensales, saludo y me siento (nunca llego primero). Pero no pasa mucho tiempo, antes que se acerque uno de los mozos, y con una cara de boludo recién recibido, ofrece gentilmente proveerme de un saco de cortesía para estar a tono con el refinado ambiente. Yo le respondo con naturalidad (y cara escasos amigos) -No gracias, recién tiré! Doy por terminada la conversación y vuelvo a atender lo que ocurre en nuestra mesa. Pero si ante esta respuesta el mozo vuelve a insistir, me doy vuelta nuevamente, lo miro, y con tono elevado y grave le pregunto -¿Pero por qué no dejas de molestar y te metés el condenado saco en el Horto? Hay que aclarar en las contadas ocasiones que llegamos a esta segunda instancia, automáticamente se pasó a una tercera que es esa donde aparecen los golpes.

Los mozos de estos lugares son muy correctos, pero esto es hasta que uno los insulta, entonces mentalmente bajan al barrio y reaccionan como lo harían si estuvieran jugando al fútbol y uno le putea la madre. Básicamente "se sacan".

Como soy yo el que insulta, estoy anticipando que el mozo reaccione con un golpe. Entonces estoy preparado y cuando veo venir el puño puedo esquivarlo hábilmente, y encadenando una serie de movimientos calculados de antemano, me paro, tomo la botella mas pesada de la mesa (que siempre es una de vino) y se la parto en la cabeza haciendo contacto a unos cinco centímetros por encima de la nuca. Siempre recuerdo esta secuencia en una forma extremadamente lenta. Luego del golpe el mozo se derrumba desvanecido y yo me paro a su lado y le grito -Ahí tenés por hacerte el pesado conmigo!!! En ese momento me he convertido en el centro de atención; cuento hasta siete mentalmente para crear un espacio de suspenso mientras estoy mirando fijamente al tipo desmayado en el piso, y luego levanto la vista y miro a los otros mozos que están atónitos ante la situación, y les pregunto: -¿Hay algún otro que quiera que me ponga un saco??? Y de a uno los voy apuntando con la vista y con el pico roto de la botella que todavía sostengo en mi mano derecha; vuelvo a contar hasta siete y vuelvo a preguntar ya en forma directa -¿Vos querés que me ponga un saco? Silencio, mira al piso y no responde; entonces miro a otro... -¿Tal vez vos? Y todos los presentes están en pánico, y todo el ruido de cubiertos, platos, brindis, charlas y risas que llenaban el salón segundos antes se ha transformado ahora un absoluto silencio. Nadie dice nada, nadie se mueve, hasta parece que ni siquiera respiran. Entonces tranquilamente dejo caer el pedazo de botella al piso para que el ruido del vidrio al romperse en medio del silencio haga mas dramática la escena, acomodo mi silla y vuelvo a sentarme serenamente.

Las veces que se llegó a estas consecuencias la cena fue redondamente cancelada. Mis compañeros comensales se dispersan comentando lo sucedido; mientras que yo abandono el lugar en el sucio asiento trasero de un ruinoso patrullero.

Últimamente estoy notando las consecuencias de mi forma de comportarme -derivada irremediablemente de mi Look Casual-, ya que en los últimos tiempos no me han invitado a las cenas, y cuando tuve reuniones de negocios han sido programadas para ir a tomar un vaso de vino tinto de dudosa calidad, con soda y mucho hielo, en un bar de mala reputación con poca luz, mucho humo y algunos parroquianos fracasados emborrachándose en silencio. Por suerte -para mi- en ese lugar no ofrecen sacos de cortesía, porque mi respuesta sería la misma sin importarme que el mozo es un gaucho muy mal llevado, con cara de dolorosos hemorroides y con un seis luces enfundado en la cintura.

martes, noviembre 15, 2005

Necesidad

Hoy necesito comida chatarra, tengo ganas de comer tres o cuatro Krusty Burgers con queso. Tengo ganas de desayunar, almorzar, merendar y cenar hamburguesas... La de la foto es de mi última visita a Buenos Aires. Debería haber comprado varias y congelarlas. Después, con un toque de microondas el menú volvería a vivir. Estoy delirando.

Especie

Ahí viene un "Pez Botella", dijo Sandra citando a alguien.

viernes, noviembre 11, 2005

5 fotos - Buenos Aires

El fin de semana pasado anduve por Buenos Aires. Hacía un tiempo largo que tenía ganas de darme una vuelta por la capital y por una u otra razón siempre postergaba el viaje.

Aquí hay cinco fotos de mi paso por la ciudad donde nací y viví por un mes.


1 Lugano 1 y 2.

Aquí fuimos el sábado por la tarde con Norberto. Estos edificios son un exponente de la Arquitectura Moderna que siempre sirven para graficar cuando hay que dar un mal ejemplo de las intervenciones urbanas.
Norberto tuvo la idea de ir allí y ver qué se siente al caminar por ese espacio.
















Para resumir: el espacio y las situaciones que se arman con los bloques de vivienda son simplemente impresionantes. El tejido y la composición espacial es digno de experimentar.
Una de las cosas que nos preguntábamos mientras recorríamos el lugar fue: Los que simpre lo critican... ¿Se habrán tomado el tiempo para caminar por aquí?





2 Torre Fortabat.

Ahora creo que tiene otro nombre, pero no tiene importancia.
Esta fue una foto "experimental" que hice y el resultado me dejó satisfecho. Es una senda peatonal al cielo, para los que quieran ascender en cuerpo y alma. (que ya ha pasado, dicen)
















3 Peatonal.

Llegué en bus muy temprano y en las peatonales no andaba casi nadie. Hice varias tomas.
















4 Protestas anti Bush.

El día anterior se habían hecho varias protestas por la visita de Bush Jr. a Mar del Plata. Como siempre los que la sufrieron fueron los frentes de los negocios "capitalistas"
Este Burger de Florida sufrió las consecuencias. Los policías en el reflejo de los vidrios rotos, contemplan la escena.






















5 Edificio República.

Desde que se construyó, siempre me gustó este edificio.

Rampa

En la UCU hay una nueva rampa. Está desde hace varios meses, pero no había tenido oportunidad de fotografiarla.
Ayer estuve un rato por allí y aproveché para tomar un par de fotos.

Lo que tiene de raro esta rampa, es que pasa por delante de la puerta de la sala de bombeo para el tanque de reserva. Como no podían anular la puerta prefirieron hacer una parte removible.

Extraño... o mejor dicho: solución complicada si tenemos en cuenta había otro lugar para hacer la rampa.




miércoles, noviembre 09, 2005

Uno y su comida

Alguna vez escuché decir "uno es lo que come".Creo que hoy no ha sido mi mejor día si me tengo que basar en esto.


El menú del día 9 de Noviembre de 2005

A la mañana:
Jugo Hic de naranja con 3 o 4 galletitas Melba.

Media mañana:
Una taza grande de café negro con dos facturas con dulce de leche que le compré a Adriana en la panadería La Cuadra.

Mediodía:
Cuatro empanadas (2 humita y 2 de pollo) y una lata de Pepsi.

Media Tarde:
Una Sprite con dos facturas que sobraron de la mañana.

No sé que viene para la noche. Espero mejorar el promedio.

martes, noviembre 08, 2005

3 diferencias

Para los que dicen que son detallistas, aquí va una prueba para que demuestren su habilidad. Hay que encontrar las tres diferencias entre las dos fotos del paisaje. No son difíciles, sólo hay que saber observar con mucho detenimiento

3 diferencias

Enjoy it!

Mi aparente desorden


No hay dudas: parezco una persona desordenada. No me molesta una mesa repleta de papeles o un cajón desbordante de cosas. Convivo tranquilamente con ellos.

Lo bueno de vivir solo es que nadie se queja porque las cosas se ven desordenadas, pero en realidad nunca lo están. Sobre mi tablero hay muchos papeles con dibujos míos, de Valentina, discos compactos, lápices, videos, el discman, los auriculares, diarios, revistas, libros, y cosas de la cocina olvidadas: léase cucharitas o alguna servilleta.
Pero si busco algo, sé donde está.

El virtual desorden está ordenado en mi pensamiento. El desorden es sólo estético y dista mucho de ser un caos donde las cosas se pierden.

La aguja está en la junta del piso cerca del zócalo, en el comedor; y la única manera de sacarla es con un imán. Es su lugar y cuando rara vez la necesité, allí estuvo. Pero no llegó allí por una decisión mía, sólo llegó y allí la dejé que se quede. Es la única aguja que hay en mi departamento. No necesito mas.

Frente a los demás siempre parece que mi desorden no es controlable, que yo no lo controlo. Pero es solo una postura que me gusta tomar, porque en realidad puedo darme cuenta de cualquier variación.
Si dejo la ventana abierta y el viento cambia de lugar alguna cosa, lo puedo notar.
En la época en que no vivía solo, me molestaba mucho cuando alguien había ordenado mis papeles. Me molestaba aún más notar que alguien había estado mirando o buscando algo.

Mi desorden es milimétrico y puedo notar las variaciones mínimas. Y me molesta, y muchas veces prefiero dejarlo pasar y no pedir las explicaciones que debería. Aunque sé que estas cosas me alejan un escalón más de las personas, prefiero hacer que no lo noto y disimularlo y manejarlo muy bien. Pero en mi interior esas brechas en la confianza se hacen insalvables, porque en el fondo me siento decepcionado.

lunes, noviembre 07, 2005

Primavera primavera

Hay días que hace calor, demasiado calor. Otros son días frescos. Hay veces que las dos situaciones se dan en el mismo día. No me gusta tener que llevar ropa de abrigo por si mas tarde refresca.
¿Fueron las primaveras anteriores así? No recuerdo. No sé. Hace unos días caminaba y la tarde estaba ideal.
En la foto solo falta el canto de los pájaros.


miércoles, noviembre 02, 2005

Gillespi

Una entrevista que Clarín le realizó a Gillespi. No tiene desperdicio.

Es para tomarse cinco minutos y escucharla.

* Entrevista en Clarín *

Me alegró el día!

(me gusta mucho también la voz de la chica que hace la entrevista, muy sensual)

martes, noviembre 01, 2005

mal año

En el post anterior decía que el año no ha sido bueno para mi. Creo que en este escrito de principios de año se ve una punta de lo que ha resultado este 2005.


ENERO 2005

Cuando brindaba por la llegada del 2005 tuve una mala experiencia: rompí la copa derramando el vino tinto que esta contenía. Solo habían pasado tres minutos desde el comienzo del año y ya tenía un incidente que seguramente (pensaba en ese momento) me marcaría para el resto del año: ¿Sería esa copa rota y su vino derramado una mala señal para el resto del año?
Traté de no preocuparme mucho por eso, por no dar significados a un simple accidente y olvidar lo antes posible ese momento amargo. No tardé en reemplazar la copa por otra mas grande y su interior se llenó con vino tinto. Esto, sumado al champagne que llegó mas tarde, fue muy útil para olvidar el mal momento.

Descubrí entonces las propiedades para el olvido que tienen las bebidas alcohólicas. Siempre había escuchado sobre esto, pero creía que era un recurso literario; un mito creado por escritores para sostener argumentos poco creíbles. Pero no era así, había vivido con una visión equivocada y ahora podía experimentarlo personalmente.
La vida cambia a otro color. Es mirar un paisaje ruinoso a través de un vidrio de color, que le da brillo y cambia las tonalidades.
Pensé días mas tarde: si el vino y el champagne sirvieron para olvidar algo tan simple como una copa rota y su significado cósmico; también podrían servir, en otra medida, para olvidar asuntos tan complejos como un amor no correspondido o las deudas del juego; cuestiones que en mi caso siempre se disputan el primer lugar en el ranking de mi angustia.

Mi teoría acerca del alcohol del olvido se confirmó con unas pocas copas en un bar vecino. Y con el devenir de las copas de vino comenzaron a retirarse los pensamientos que por entonces me atormentaban: Celeste y Eugenia; una representa el amor no correspondido y la otra las deudas de juego.
Por un tiempo volví a ser joven, y no había preocupaciones en el horizonte. Cuando alguna nube oscura parecía acercarse, tenía el tónico indicado para volver a despejar el cielo de mi vida.

Esto lo he contado varias veces en la reunión semanal de Alcohólicos Anónimos, ante las reiteradas quejas de los demás, que me dicen que ya aburro con los mismos problemas.

Un día de inesperada claridad mental durante la reunión, interrumpí el dramático relato del borrachín de turno haciendo una seña con la mano; luego me paré y dije con voz fuerte, tono reflexivo y cara de mucha convicción: Lo que pasa, amigos, es que el alcohol es una navaja de doble filo.
Terminada la frase los recorrí uno por uno con la mirada. Algunos entendieron esperaban que dijera mas frases reflexivas; otros, en cambio, tenían cara de duda y me pedían que repitiera, o en algunos casos que explique redondamente.
Yo no tenía nada mas para decir, por mis propias limitaciones. Entonces, caminé callado hasta el perchero, junté mi saco y me retiré para siempre sin saludar.

La última vez que pasé frente al lugar donde se hacen las reuniones, me asomé por la ventana y pude ver que en la pared habían colgado un afiche con mi frase. Aparte de borrachos, son un montón de idiotas.


Por mi parte dejé la bebida sin mucho sacrificio, y resolví los problemas causantes de mis largas noches de insomnio de una manera mas sencilla: pagué a Celeste por su amor y seduje a Eugenia para no pagarle lo que le debía. En ambos casos con resultados bastante satisfactorios.

Por ahora Enero ha resultado muy complicado, mientras tanto trato de no pensar en Febrero.
Vale aclarar que de todo esto sólo la copa rota es real.

mes 11

Martes 1 de Noviembre. Mes 11 del año. Día que parece un lunes.
Comienza a terminar un año que (para mi) no ha sido bueno.

Anoche volví a soñar en formato Cine y con colores muy saturados. Me gusta, aunque ahora no recuerdo qué soñé.
Soñar en formato Cine es como si mi percepción de la realidad fuera mas abarcativa a lo ancho. Es como si pudiera ver en detalle con 180 grados de apertura.

Lástima que no recuerdo los detalles de la trama. Quizás en algún momento del día vuelven.