viernes, noviembre 28, 2008

Cuestión de cambio.

Pido un bidón de agua. Generalmente lo traen después de la una de la tarde.
El bidón tiene 25 litros y cuesta $12.
Llega el muchacho y lo cambia por el que está vacío.

-Cuánto es?
-Son doce pesos.
(le pago con $15)
Pregunta: -¿No tenés más chico?
-No, es lo que tengo.

Me dio $4 de vuelto y le quedé debiendo $1.
Su comentario fue: “faltan monedas”

¿Acaso hay que pagar todo con el cambio justo? No tiene un supermercado arriba de la camioneta (rastrojero)tiene bidones de agua de dos o tres tamaños diferentes. ¿Tán difícil es juntar un poco de cambio antes de salir a repartir? ¿Por qué lo hacen sentir culpable a uno uno si tiene que pagar $75 con un billete de $100? Me tienen las bolas llenas con esa costumbre de pedir cambio por deporte, ante cualquier monto.
Por suerte hay gente como Franco, el dueño de la carnicería de la esquina, que siempre redondea a favor del cliente cuando no hay monedas de 10, 25 o 50 centavos, y no trata de darte caramelos.

5 comentarios:

Gurisa dijo...

Franco presidente, carajo!!!!

RANN+ dijo...

Será? Me parece que a cualquier persona que le pongan Franco de nombre le cortan cualquier intención de llegar a ser presidente; por lo menos en los países de habla hispana.

Zarce dijo...

no se....aca el adolf..o fué presidente ja

RANN+ dijo...

Ja Ja! pero por suerte duró poco!

José dijo...

Es cierto es cierto, te hacen sentir culpable!