jueves, abril 02, 2009

Derroche

Cuando era chico:

Situación: Madre enojada porque yo gastaba muchas hojas de cuadernos haciendo dibujos en vez de utilizarlas para la escuela.

Madre: -Mirá como gastas hojas. ¿Sabés cuánto vale un cuaderno?
RANN+ -Sí, menos que un paquete de cigarrillos.

Fin de la discusión y no se volvió a tocar el tema.

7 comentarios:

Chuli! dijo...

Jajajajajajajjajajaja!

Supongo que ya sabía que te veía la mano de arquitecto y toda la plata que significa eso, XD

Salvo que los gastos hayan sido costeados por vos, ahí hablamos de otra cosa! :P

Gurisa dijo...

Touché

Marbot dijo...

A mí me pasó lo mismo pero con revistas y video casettes y cerveza :D

Cele dijo...

Solo me acuerdo de que me dijeran que no dibujara los libros y las paredes... creo que para evitarlo me daban todo otro papel que encontraran y lápices y cositas de colores. Quizás si lo hubiera asociado con un derroche le hubiera buscado el lado comercial al asunto y no sería una artista pobre... o pobre artista, jeje

Zarce dijo...

jaque mate

Chuli! dijo...

Jajajajaj! Me mató la reflexión de Cele.

Y lo de Marbot... fue a la misma edad que Rafa? Por lo de "cervezas", digo. Jejeje!

Ahora que me acuerdo: a mi viejo (entrenador de fútbol de chicos con 15 años, apróx.) le pasó parecido.

Nene:- René, después te pago las medias.
René:-¿por?
N:- porque con esta plata me voy a comprar forros...
R:- Vaya m'hijo... ¡vaya!

Marbot dijo...

En realidad lo mío fue así: yo repartía diarios y revistas, ganaba unos mangos, y los invertía comprando los videos de la "Caras" y cosas por el estilo. En una ocasión, mi mamá me dice -"¡Y seguís comprando esas porquerías!"- a lo que le retruqué -"¡Peor sería que ande gastando en cerveza y amaneciendo tirado por ahí!"- Fin del asunto ;)