viernes, mayo 29, 2009

Lluvia

Hoy fui a la “Topografía de la rebeldía” del Cordobazo. Lo que se hacía era recorrer los lugares de importancia en los eventos de hace cuarenta años.
Pensaba sacar fotos, pero empezó a llover finamente. Después un poco más, y no paró por un buen rato.
Estaba lindo, pero no podía sacar la cámara por la lluvia.
Después de mojarme un rato y pasar frío, me volví.

Pinche clima; no llueve nunca, y una de las veces que es necesario que no llueva, ahí está: se pone a llover de manera lenta pero constante. No era uno de esos aguaceros torrenciales que hacen suspender cualquier evento. No, tenía que ser una de esas lluvias que son muy lindas para mirarlas si uno está bajo techo, pero si hay que andar en ella resulta ser extremadamente hincha pelotas.

4 comentarios:

Marbot dijo...

Esa lluvia finita que pellizca, a decir de Forrest Gump.

chuli! dijo...

Pero hay veces que a pesar de todos los intentos que hagamos por no mojarnos: ahí estamos, mojados.

Y aveces, no queda otra... y no es la muerte:)

Eris dijo...

Te imgino parado mirando la lluvia, agarrando la cámara y dejando y así un buen rato, perdón pero me tiento de risa!!.
En cuanto a la lluvia... a mi nunca me arruina nada,al contrario siempre tengo los mejores dias/noches cuando llueve.
Sera que estas como Birabent "la lluvia no te inspira?"

RANN+ dijo...

Ni siquiera pude sacar la cámara. :-(
Paseó en su bolso.

Se parecía más a la lluvia que recordaba Marbot que a la que da inspiración. Además, iba a sacar fotos y la lluvia no me dejó. Me cortó la inspiración.