sábado, junio 27, 2009

Comparando Merengadas.

Hace un tiempo vi la publicidad de las nuevas Merengadas con juguito, y me dieron ganas de probarlas.

Hoy fuimos al supermercado y vimos que en una góndola había de las "con juguito". ¡Buenísimo! Compramos un paquete para probarlas, y de paso compramos otro de las comunes para comparar.

Aquí la comparación. Se reparten cuatro puntos en cada punto de comparación.

Forma:
Empatan en este rubro porque a simple vista son casi iguales. Dos puntos para cada una.


Sabor:
Cuando uno las prueba, las que traen Juguito no tienen diferencia en el sabor respecto a las comunes. Esperabamos que sean algo como el relleno de los chicles Bubbaloo, pero no: el juguito es algo sólido.
Como la idea del juguito nos defraudó, le damos tres puntos a las clásicas y uno a las de juguito.


Practicidad:
Si se las abre para comer el relleno solo, las del juguito pierden respecto a las clásicas porque el relleno queda en ambas tapas, mientras que en el otro caso todo el relleno queda junto. 3 para las clásicas y 1 para las de juguito.


Relleno:
Las que tienen juguito tienen menos espesor en el relleno, cosa que les juega en contra porque lo que uno busca cuando compra merengadas es muuucho relleno. 3 puntos para las clásicas y 1 para las del juguito.


Precio:
Clásicas: $1.44 paquete de ocho unidades.
Juguito: $1.42 paquete de seis unidades.

Las dos tienen buen precio, pero el paquete de las comunes tiene dos galletitas más que las del juguito. 3 puntos para las clásicas y 1 para las del juguito.


Resúmen



Las clásicas ganan 14 a 6. No hay nada más que agregar.

10 comentarios:

Eris dijo...

Uh me dieron ganas de comer merengadas!!!! me acuerdo que les comía el relleno y tiraba las tapitas, el mes pasado hice eso sin que me vean mis hijas... jajaja. Bueno que seguramente nuestra madre hizo cosas así pero nos educó a la inversa. Hablando de niñez, seguís intrigado por lo que tiene cada cosa adentro!.
Bueno, me voy al Kiosco!!

Gurisa dijo...

Si habré comido sólo relleno de merengadas. Todo un trabajo, pero valía la pena ^^

el guille dijo...

excelente informe!!!

RANN+ dijo...

Aclaración: sé que pensarán "pero hay que estar al pedo", pero no. Me sacó tiempo que necesito para otras cosas más importantes; pero fue tal la desilusión con el juguito que algo había que hacer. :D

Cele dijo...

jaj
piedra libre al juguito!

incluso me parece que en forma ganan las clásicas, porque las otras quedan medio aplastadas por el hueco del juguito...

El llano en llantas dijo...

Me robaste la ilusion de probarlas.
Esa ilusion que tenias vos tambien...
De todos modos, muy bueno este espacio.

Un abrazo

KEKE

Juan Claus dijo...

Genial, ahora nunca probaré las meregadas con juguito. Por lo menos no experimenté la decepción en carne propia, como me pasó tantas otras veces.
Me acuerdo cuando compré re ilusionado un Danette, ese "postre de Chocolate con un toque de crema" super sofisticado y supuestamente delicioso, para encontrarme con un pudincito diminuto con sabor idéntico al Shimmy de chocolate. No digo parecido, digo IDÉNTICO. No tengo nada contra el Shimmy, cuando tenía 6 años me encantaba, pero mi paladar maduró un poco para seguir engullendo con las mismas ganas lo que se suponía fuera un postre más "adulto", hecho por un chef francés gordo con bigote y mucha clase. UF, ye tengo que dejar de creer en las publicidades.

Me parece terrible que el "juguito" sea sólido. Entonces no es "juguito"! Cada vez nos venden versos peores.

Marbot dijo...

Keke, te robaron la ilusión pero te ahorraron $1.42! :P

Chuli! dijo...

Las dos a la final! las dos a la final... hasta hace un tiempo las odiaba a las merengadas... pero he empezado a quererlas. No soy LA fan, pero al menos las como.

¿Sin juguito entonces? Sin juguito...

Clari dijo...

para mi son riquisimas esas galles!
pero ahora que saque pasajes a San Andres en el verano, conoci unas galletitas colombianas espectaculares.. todo lo que tenga harina y engorde me va a gustar!! ja ja