martes, noviembre 17, 2009

Control

Hace unos días estaba revisando ordenanzas de la Ciudad de Concordia (E. Ríos) y me encontré con una del 2006 que me llamó la atención:

El Departamento Ejecutivo promulgó la Ordenanza 33.169 que establece “para los empleados municipales el control de los niveles de alcoholemia cuando lo crea conveniente y/o por requerimiento del superior jerárquico”. La iniciativa del presidente municipal Juan Carlos Cresto fue consensuada con los gremios municipales y aprobada recientemente por el Concejo Deliberante. “El método será fiable, económicamente factible y de reconocido rigor científico, de manera de que se garantice la accesibilidad permanente al mismo”, señala la Ordenanza. La norma dictamina que “en todos los casos el mencionado control se hará solo cuando el agente municipal esté cumpliendo servicios para el municipio.

Link:
http://www.concordia.gov.ar/pub_version_impre.php?newsid=1814

2 comentarios:

Marbot dijo...

Esto me recordó una anécdota de Villa Mantero. El viejo "Mangucho" era el encargado de mantener la plaza del pueblo, y nadie sabía bien cómo pero en algún momento del transcurso del día el viejo aparecía completamente mamado, aunque lo vigilasen desde lejos. Fue así que decidieron hacerlo de cerca, y así fue también que lo descubrieron sacando una petaca de su bota. Cuenta la historia que al verse descubierto, el pícaro viejito dijo, mientras se frotaba la pierna: "Me estoy fricando, ay mi pierna!"

Sabi dijo...

jjajaj, cosas locas se encuentran en las ordenanzas. En Gualeguaychú también he encontrado alguas irrisorias. Buena idea para futuro post.
Ahora... una se ríe, pero estas son nuestras leyes che.
(no me rio más)