lunes, diciembre 28, 2009

Cápsula del Tiempo

En 1957 la ciudad de Tulsa, Ok, Usa cumplía 100 años. Para festejarlo, la empresa automotriz Plymouth decidió hacer un concurso: Había que adivinar cuántos habitantes tendría la cuidad en 50 años. Quien más cerca esté con su pronóstico se haría acreedor a un auto Plymouth Belvedere coupé 57, recién salido de fábrica y con sólo cuatro millas en el odómetro.



Para conservar el auto en perfecto estado se construyó una cápsula del tiempo.

Esta consistía en un recinto de hormigón armado, subterráneo y estanco, donde el auto permanecería guardado por 50 años exactos. Estaba construido para soportar un ataque nuclear. (recordar que era la época de la guerra fría)

La parte publicitaria del asunto decía que el hecho de conservar el auto por 50 años serviría para que en 2007 se compruebe que las líneas futuristas del vehículo estarían a tono con los diseños de los años 2000. En esa época más que nunca se pensaba que para el 2000 los autos iban a volar y no tendrían ruedas.


Se suponía que al Belvedere solo había que ponerlo en marcha, pero no fue así.




Cuando en 2007 se abrió la cápsula del tiempo hubo una gran decepción: el recinto de hormigón no era tan estanco como se había dicho y tenía filtraciones. A lo largo de los años se había llenado de agua y el auto era una bola de óxido.



El ganador del concurso fue Raymond Humbertson, quien había pronosticado que la ciudad tendría 384,743, cuando en realidad la ciudad tenía 382,457. Raymond había muerto en 1979, así que el auto le correspondía a sus familiares más cercanos: Donald Humbertson, un sobrino que vive en Virginia.









No sólo el auto no llegó al 2007, sino que la Automotríz (parte del grupo Chrysler) dejó de producir vehículos bajo ese nombre en 2001.


El feliz ganador.

2 comentarios:

Zarce dijo...

quedó como auto secuestrado en comisaria (por el estado de deterioro, no asi por el número de partes que en ete caso esta completo)

Chuli! dijo...

Jajajajajajaj! nooo!!

Jajajajaja! me morí de la risa y de la tristeza: ese auto está bárbaro!


Se lo tendrían que dar a los flacos de "Enchúlame la máquina", creo que sigue emitiéndose ese programa todavía :S... a ver si se la bancan taaanto